Solo los amantes de la cocina entenderán ese sentimiento de felicidad al estar delante de los fogones. Por eso, si estás pensando en cambiar tu cocina tradicional, te recomendamos que antes leas este post. Uno de los grandes debates en las cocinas radica en elegir la placa adecuada. Optar por el gas, la inducción o la vitrocerámica son tres de las opciones que siempre barajamos. Es muy importante analizar las ventajas y los inconvenientes de cada una de ellas para tomar la decisión más acertada en función de las necesidades de cada persona. Nosotros te recomendamos las placas de inducción. Sigue leyendo y descubre las ventajas que ofrecen.

Instalar placa de inducción en cocina

Ventajas de las placas de inducción

Las placas de inducción calientan los recipientes especiales mediante un campo electromagnético. Esto hace que su potencia sea mayor pero que el cristal apenas se caliente, por lo que si se derrama algún líquido no se quema, no se queda pegado y la limpieza posterior es mucho más fácil. Además, gracias a la función Clean Lock puedes bloquear durante un minuto los mandos, para limpiar de manera adecuada y fácil la placa. Los fogones, aunque eficaces a la hora de cocinar y calentar, posteriormente pueden ser muy complicados de limpiar.

Instalar placa de inducción De Dietrich

En función de lo anterior, las placas de inducción, al calentarse a través del campo electromagnético, son más seguras y no nos podemos quemar si ponemos la mano encima. También es imposible que se queme el paño que usas para agarrar la olla, por lo que el riesgo de incendio se reduce y, gracias al fácil manejo y diversidad en el ajuste de las potencias, se evitan esos molestos momentos cuando al freír salta el aceite, pudiendo provocar quemaduras en el cocinero y los que están a su alrededor.

La cocina puede ser mucho más fácil gracias a una placa de inducción y los temporizadores o pantallas que muchas de ellas ofrecen para agilizar y favorecer el proceso de cocción. Además, al no usar gas también son más seguras y no tan delicadas ante una posible fuga por fallo o simplemente por despiste.

En resumen, las ventajas de las placas de inducción son:

  • Tardan menos en calentar.
  • Gastan menos energía.
  • Son más seguras, pues sólo calientan el recipiente mientras que el cristal permanece frío.
  • Son más fáciles de limpiar.
  • Son programables.

Aunque a priori el desembolso puede ser mayor, y solamente se puede cocinar con utensilios especiales ferromagnéticos a los que se les induce el calor, a la larga es la opción más económica y beneficiosa para ti y tu cocina, ya que se puede ahorrar desde un 30% hasta un 40% de energía, siendo también la opción más sostenible. 

¿Cuáles son las mejores placas de inducción de De Dietrich para expertos cocineros?

Instalar placa de inducción encimera

La marca que puede ofrecerte las mejores placas de inducción para tu cocina es De Dietrich. Su alto rendimiento y múltiples funcionalidades harán que no eches de menos los fogones y no te arrepientas de haber optado por este tipo de placa. Entre todos los modelos que puedes encontrar para este post destacamos las dos siguientes:

  • Placa de inducción DTIM1000C: Se trata de la revolución de las placas de inducción, con un amplio espacio puede alojar hasta cinco recipientes de todos los tamaños con gran intensidad. Especializada para profesionales de la cocina por su potencia de 10800W esta placa inteligente te da la posibilidad de dar rienda suelta a tu imaginación y creatividad en la cocina.
  • Placa de inducción DPI7966XS: Pueden llegar hasta los 500W, además ofrece una gran diversidad en el ajuste de potencias gracias a su nuevo teclado numérico. Se trata de una tecnología revolucionaria que se adapta a todo tipo de recipientes y puede completarse con un grill y una plancha extraíbles, convirtiéndola así en una placa versátil y multifuncional. 
71 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar