Aunque no debería ser así, los frigoríficos son uno de los electrodomésticos de cocina que más dolores de cabeza provocan.

Los problemas en el frigorífico, además, no se pueden pasar por alto durante mucho tiempo, ya que en la mayoría de ocasiones afectan directamente a los alimentos que se almacenan en él.

Así que, si no quieres terminar tirando una y otra vez la comida, tendrás que encontrar una solución.

A continuación recopilamos algunas de las averías más comunes de los frigoríficos y te proponemos la mejor forma de solucionarlas.

Aun así, si ves que los problemas terminan siendo algo habitual es hora de plantearte cambiar de frigorífico por uno que sea una auténtica garantía de durabilidad.

Nuestra experiencia nos ha demostrado que la mejor marca en este aspecto es Liebherr.

Descubre sus combinaciones de frigorífico y congelador, así como los frigoríficos de pie y de mesa.

averías más comunes en frigoríficos

El motor del frigorífico está siempre funcionando

¿Por qué mi frigorífico no para de funcionar?

Se trata de una pregunta común y que incluso hace plantearse si es algo normal o no cuando se repite mucho. En efecto, se trata de una avería.

Las causas de esa sobreactividad pueden ser varias.

Entre las 3 más comunes están:

  • Que el frigorífico esté en un sitio cercano a una fuente de calor. En este caso, la solución será cambiarlo de lugar.
  • Que la temperatura estipulada en el frigorífico sea más baja de lo recomendable. Recuerda que las temperaturas idóneas son de entre 4ºC y 6ºC el refrigerador y entre -18ºC y -20ºC el congelador.
  • Que el frigorífico tenga una instalación defectuosa. Si es así, revisa las indicaciones del manual de instrucciones del montaje.

El frigorífico congela en la zona de frescos

Si se te están congelando las verduras y las frutas que tienes en la zona específica de frescos puede deberse a la temperatura. Recuerda que no sea nunca inferior a 4ºC.

Otro problema puede ser que los alimentos estén demasiado cerca del orificio de ventilación, lo que provocaría su exposición a un frío demasiado elevado.

Mantén bien ordenados tus alimentos para que esto no pase.

El frigorífico No Frost no enfría, pero el congelador sí

Una de las averías usuales de los frigoríficos No Frost es que dejen de enfriar pero el congelador siga funcionando.

En algunos casos no es necesario llamar a un técnico, como si tienes una placa de hielo en el evaporador, las gomas están desgastadas o hay algún alimento que bloquea el ventilador de distribución de aire frío.

Esas serán las causas y es posible repararlas de forma casera.

En otras situaciones sí que será imprescindible llamar a un técnico para que lo repare o para decidir que es el momento de cambiarlo.

Por ejemplo si existe:

  • Rotura del termostato.
  • Fallo en la placa electrónica.
  • Rotura del ventilador.
  • Rotura del compresor sobre la parte del refrigerador.

frigorífico No Frost

Fuga de gas en el frigorífico: Cuidado, ¡es peligroso!

Terminamos el artículo con una avería en el refrigerador que no es tan común pero que es necesario recordar que existe: la fuga de gas en el frigorífico.

Puede ocurrir cuando las tuberías que conducen al compresor se rompen o las juntas se desgastan con el paso de los años.

Descubrirás la fuga de gas por un olor extraño en tu cocina. Si la fuga es pequeña, tardarás en darte cuenta, pero en el momento que descubras ese olor es necesario que llames a un técnico de servicio, ya que cuentan con medidores especializados en detectar fugas y podrán ponerle remedio a tiempo.

Liebherr

Debes saber que la inhalación del gas que usan los frigoríficos más antiguos (el freón) es peligroso para la salud, así que nunca lo dejes pasar.

NUNCA toques el refrigerador ni la toma de corriente. Tampoco desconectes el equipo.

Lo único que puedes hacer es llamar a un especialista y ventilar la casa lo máximo posible.

0 Shares:
También te puede interesar