El flan de huevo casero al baño María es uno de esos postres que deben ocupar las primeras páginas de cualquier libro de recetas. ¿A quién no le gusta un flan y más aún si se hace en casa? Además, es un postre que casi se hace solo.

En este caso nosotros le añadimos dos “extras” a la receta habitual del flan de huevo: el baño María, que le da un sabor y una textura indescriptibles, y hacerlo sin horno, para aquellas personas que quieran innovar o no tengan este electrodoméstico en casa.

Antes de pasar a explicarte cómo hacer un flan de huevo casero al baño María, si estás pensando en comprar un horno te recomendamos visitar la web de De Dietrich, la marca especialista en cocción. Encontraras productos de alta calidad e ideales para amantes de la cocina, y donde podrás encontrar el horno que necesitas.

Ingredientes para preparar un flan de huevo casero al baño María

Los ingredientes para hacer un flan de huevo para 6 personas son los siguientes:

  • 6 huevos.
  • 250 gramos de azúcar
  • 3 vasos de leche
  • 0,50 L de agua.

 

Dependiendo del tamaño que se quiera obtener, puedes aumentar o disminuir proporcionalmente la cantidad de cada ingrediente.

Por ejemplo, si quieres hacer un flan de huevo casero para solo dos personas, bastará con dividir entre 3 los ingredientes que te hemos recomendado (2 huevos, 80g de azúcar y 1 vaso de leche).

Pasos para preparar un flan de huevo casero al baño María sin horno

1- Batir los huevos

Usa un recipiente hondo para batir los 6 huevos hasta que tengan un color uniforme. Recomendamos no separar la clara del huevo, aunque hay personas que lo prefieren así y se puede hacer igualmente.

2- Añadir el azúcar y la leche

Añade 10 cucharadas grandes de azúcar, aproximadamente unos 160 gramos. Te tiene que quedar menos de la mitad del azúcar que habías previsto para la receta.

También añade los 3 vasos de leche y bátelo todo durante unos minutos, hasta que no queden grumos. Esa mezcla la dejaremos aparte y pasaremos a preparar el baño María.

3- Preparar el caramelo al baño María

Pon el molde del flan (que todavía no has usado, ya que el recipiente donde has hecho la mezcla tiene que ser otro) en una cazuela con agua hasta la mitad.

Calienta el agua, sin que llegue a hervir. Cuando ya esté caliente, pon el azúcar que te había sobrado dentro y remuévelo hasta que se haga líquido y adquiera un color marrón.

Procura que no entre agua dentro del molde y evita que toque la base de la cacerola, por ejemplo, poniendo unos trocitos de madera. Si la flanera queda tocando la base de la cacerola seguramente se quemará el caramelo.

4- Añadir la mezcla

Con el caramelo líquido y el baño María preparado es hora de poner la mezcla en el molde y taparlo herméticamente. El tiempo de espera para que se haga un flan de 6 huevos al baño María suele ser de unos 30 minutos.

Para comprobar si los huevos han cuajado puedes introducir un palillo hasta la mitad del flan y sacarlo. Si sale limpio, ya está hecho. Si no, espera unos minutos más, aunque sin pasarte para evitar que se queme el caramelo.

5- Enfriar, desmoldar… ¡y comer!

Saca la flanera de la cazuela y déjala enfriar unos minutos a temperatura ambiente antes de ponerla en tu frigorífico. Pasadas unas 4 o 5 horas podrás desmoldar el flan lentamente y servirlo. Si no te esperas este tiempo, podría desmoronarse.

Como ves, preparar un flan de huevo casero al baño María sin horno es posible. Aunque no te vamos a negar que para hacer postres de este tipo siempre es más rápido, sencillo y preciso usar un horno pirolítico o un horno a vapor combinado.

¿Cuál es el motivo por el que prefieres cocinar sin horno? ¡Compártelo con nosotros!

7 Shares:
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar