De todos los electrodomésticos que tienes enchufados en tu casa, el frigorífico es uno de los que más energía consumen (alrededor del 30% del total según la IDAE. Piensa que lo tienes siempre encendido y que ahí dentro no se para de regular la temperatura.

Aun así, este consumo del frigorífico varía según su clase energética, siendo los A+++ los de menor consumo y los calificados con una C, los que mayor consumo de kWh generan. ¿Pero, exactamente, cuánto consume cada tipo de frigorífico al día?

En este artículo te daremos respuesta a esta y otras preguntas para que puedas comparar entre todos los tipos de frigoríficos según su consumo en vatios.

 consumo de un frigorífico

¿Cuánto consume un frigorífico al día?

Aproximadamente, el consumo diario de los frigoríficos según su clase energética es de:

Consumo energético frigorífico A+++: 175 kWh

Consumo energético frigorífico A++: 284 kWh

Consumo energético frigorífico A+: 322 kWh

Consumo energético frigorífico A: 374 kWh

Consumo energético frigorífico B: 507 kWh

Consumo energético frigorífico C: 646 kWh

¿Vale la pena comprar un frigorífico A+++?

¿Has escuchado alguna vez que “lo barato termina saliendo caro”? Pues nunca había sido tan cierto si hablamos de frigoríficos.

Aunque un frigorífico A+++ sea más caro que uno A++ o A+, va a gastar menos energía y eso se reflejará cada mes en la factura de la luz. Por lo general, un frigorífico A+++ gastará una media de un 18% menos luz que uno A+.

Los electrodomésticos B y C pueden llegar a engrosar la factura de la luz de forma muy significativa, pero también hay que tener en cuenta que los frigoríficos antiguos también son de alto consumo. Aunque no tengan una catalogación, se consideran como clase C y harías muy bien de cambiarlos por uno de clase A o mejor.

Frigoríficos Liebherr, la mejor solución

Si te encuentras en fase de elegir un nuevo frigorífico para tu casa pero no conoces qué marcas te ofrecen unos electrodomésticos con mayor ahorro energético sin que se vea afectado su rendimiento, tienes que conocer Liebherr.

Esta marca alemana, que ya fabricaba frigoríficos en 1955, ha sido capaz de alcanzar las mejores prestaciones del mercado aprovechando el máximo potencial de ahorro energético. El equipamiento, el tipo de material empleado, las funciones y el control electrónico son factores clave que permiten ahorrar día a día manteniendo el máximo confort y potencia.


Aunque el frigorífico A+++ sea más caro que uno A++ o A+, va a gastar menos energía y eso se reflejará cada mes en la factura de la luz

Además, Liebherr incorpora una placa de ahorro energético llamada Vario en muchos de sus aparatos No Frost, que permite “apagar” los cajones no utilizados. Eso puede llegar a suponer un ahorro del 50% del consumo y solo es necesario insertar la placa Vario en el cajón y así se reduce el volumen que se debe refrigerar.

La amplia gama de frigoríficos Liebherr ofrece opciones muy interesantes en cuanto a consumo energético, resistencia, facilidad de limpieza y capacidad.

Consejos para ahorrar energía con tu frigorífico

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) hace las siguientes recomendaciones para ahorrar energía con el frigorífico de casa:

  • Quitar el polvo de detrás del frigorífico. Por allí respira y es importante que no haya nada que obstruya la salida de aire caliente.
  • No coloques el frigorífico al lado de una fuente de calor, como por ejemplo un horno, un radiador o un lugar soleado. Provocaría que el frigorífico tuviera que trabajar más para mantener la temperatura establecida.
  • Por los dos motivos anteriores, no coloques el frigorífico pegado a una pared. Deja unos centímetros de espacio.
  • No pongas la temperatura demasiado baja. Se recomienda que sea de 5ºC la del frigorífico y de -18ºC la del congelador.
  • No mantengas la puerta del frigorífico demasiado tiempo abierta. Tener los alimentos ordenados te ayudará a sacarlos de forma rápida.
  • Descongela y limpia el frigorífico de vez en cuando. Solo con que se acumule una fina capa de hielo, el consumo puede aumentar un 30%.
  • Si te ausentas de casa durante un tiempo prolongado, vacía el frigorífico, límpialo y desconéctalo.

Además de comprar un frigorífico de consumo energético A o superior, ten en cuenta las anteriores recomendaciones. Así conseguirás que tu factura de la luz se vea reducida y, si no quieres renunciar a unas prestaciones excelentes, confía en Liebherr.

21 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar
Quitar el mal olor de la nevera
Leer más

Cómo quitar el mal olor de la nevera

Si se derrama algún líquido y no lo limpias en el momento, se pudre alguna pieza de comida pero no te das cuenta o tienes sin tapar alimentos con olores fuertes como cebollas o ajos, es posible que tu nevera empiece a oler mal. Aunque creas que has tomado todas…
Leer más

¿Cómo conservar el chocolate en verano?

Los amantes del chocolate seguramente dirán que el mejor sitio para conservarlo es el estómago. Y aunque suene gracioso, es totalmente cierto. Los postres que tienen chocolate entre sus ingredientes se deben comer tan pronto como sea posible. El pan del día es el mejor, y la misma teoría aplica…