Las crepes de trigo sarraceno, además de ser deliciosas, representan la mejor opción para los celíacos que quieren disfrutar de esta receta de origen francés con ingredientes de todo tipo. Dejando atrás la habitual masa con harina de trigo se evita el gluten e incluso se consiguen crepes más saludables.

A continuación te revelamos una receta con manzana y coco que adoran tanto niños como adultos. Te explicamos los ingredientes exactos, los pasos y algunos electrodomésticos de cocina que te ayudarán a que las crepes queden en su punto, como las placas de inducción de Falmec.

Aun así, antes, vamos a explicarte un poco mejor los beneficios de usar trigo sarraceno en tus crepes caseras.

Beneficios del trigo sarraceno

El trigo sarraceno es un tipo de semilla muy rica en nutrientes y con incluso más fibra que la avena. Entre sus múltiples beneficios destacan:

Es apto para celíacos.
Regula y controla los niveles de glucosa (azúcar) en sangre.
Mejora la presión arterial.
Controla el colesterol.
Tiene propiedades antioxidantes.
Mejora la sensibilidad a la insulina.

Crepe de trigo sarraceno con manzana y coco

Ingredientes

Para la masa de las crepes:

1 taza (125 gr) de harina de trigo sarraceno
2 tazas (500ml) de leche vegetal al gusto (avena, almendra o de arroz)
Una pizca de sal
2 huevos grandes

Para el relleno de manzana y coco:

2 manzanas verdes ácidas
1 cucharada de aceite de coco
1 cucharada de sirope de arce
Mantequilla de avellanas
Coco rallado

Elaboración:

Para la masa:

  1. En un bol grande, tamiza la harina, añade la sal, la leche y los huevos. Mézclalo todo hasta que la masa quede bien homogénea, sin que haya grumos. Déjalo reposar unos 30 minutos. En este caso no es necesario usar la nevera para guardar la masa, pero si eres amante de la cocina y realizas recetas elaboradas que necesitan la mejor conservación frigorífica posible, conoce las opciones de Liebherr.
  2. Calienta en una sartén a fuego medio 1 cuchara de aceite de coco y añade 4 a 5 cucharadas de la masa.
  3. Cocina unos 45 segundos o hasta que la crepe esté dorada y dale la vuelta.
  4. A medida que las vas preparando, puedes ponerlas en una bandeja en el horno a baja temperatura para guardarlas calientes o tibias. En los hornos pirolíticos de De Dietrich no tienes que preocuparte por si se te cae alguna miga, ya que su limpieza mediante descomposición la eliminará sin problemas.

Para el relleno:

  1. Corta las manzanas en láminas finas y caramelízalas en una sartén con un poco de aceite de coco y sirope de arce. Hazlo de 2 a 3 minutos como mucho.
  2. Sirve las crepes con las manzanas, la mantequilla de avellanas y el coco rallado.

¡Y listo! Ya tendrás tus crepes de trigo sarraceno con manzana y coco listas para disfrutar con quien más quieras y sin miedo al gluten.

21 Shares:
También te puede interesar