Es posible que siempre te hayas referido a tu placa de cocina como vitrocerámica o “vitro” pero quizás lo que realmente tienes instalado es una placa de inducción.

Qué es mejor: vitrocerámica o inducción

Tanto la vitrocerámica como la inducción parecen idénticas cuando están apagadas, pero su funcionamiento es muy distinto. Además, hay ollas, sartenes, cazuelas y otros utensilios de cocina que son aptos solo para un tipo de placa. Así que si no sabes si tienes vitrocerámica o inducción, puede que no le saques el máximo rendimiento o incluso la estropees o no funcione.

A continuación, te explicamos las diferencias entre vitrocerámica e inducción y sus ventajas e inconvenientes. Si estás pensando en renovar tu cocina, te recomendamos echar un vistazo a las placas de De Dietrich, ya que ofrecen un diseño elegante, una potencia de récord y varios fuegos diseñados a la perfección para el mayor confort del usuario.

Cómo saber si mi cocina es de inducción o vitrocerámica

Las placas de inducción funcionan mediante un campo electromagnético que se genera al calentar una bobina eléctrica en contacto con materiales ferromagnéticos. Por esta razón, solo funcionan con un determinado tipo de utensilios.

Por su parte, las placas de vitrocerámica se calientan mediante una alimentación eléctrica que se transmite a la superficie en la que se colocará el utensilio de cocina.

Para saber si tienes vitrocerámica o inducción, tan solo tienes que fijarte en cómo reacciona la placa al intentar calentar un utensilio que no sea apta para inducción, como por ejemplo una olla de barro. En caso de duda, puedes saber si el utensilio es adecuado para cada tipo de placa según el símbolo que verás a continuación:

Cómo saber si mi cocina es de inducción o vitrocerámica

Vitrocerámica o inducción: Ventajas e inconvenientes

Las placas de inducción presentan estas ventajas respecto a la vitrocerámica:

No queman si tocamos la placa de inducción con la mano, ya que nuestra piel no es magnética. Esto da más seguridad al cocinar e incluso permite limpiarla con tan solo retirar el recipiente.

Necesita la mitad de tiempo para calentar, ya que el campo electromagnético transmite el calor a gran velocidad.

Su gasto energético es un 30% o 40% menor que una placa de vitrocerámica.

Permite controlar la temperatura de cocción con gran precisión.

Vitrocerámica vs inducción

Por otro lado, la “vitro” presenta estas ventajas si la comparamos con la inducción:

Se pueden usar todo tipo de recipientes.

Su calentamiento es progresivo, algo recomendable al cocinar determinados alimentos o bebidas como el café.

Aunque exista un poco de suciedad o impurezas, el calor fluye sin problema.

Generalmente son más baratas que las placas de inducción.

Placa vitrocerámica o inducción

Qué es mejor: ¿Vitrocerámica o inducción?

Después de ver cómo saber si tienes vitrocerámica o inducción y qué ventajas tiene cada tipo de placa respecto a la otra, la elección solo depende de tus necesidades. Sea cual sea la placa que elijas, De Dietrich es la marca estrella en placas de cocina y su buena reputación la avala.

Por ejemplo, entre los problemas que pueden surgir en una placa de inducción, como arañazos, que no encienda o que la temperatura disminuya, De Dietrich ha conseguido reducirlos a casi inexistentes, gracias a su avanzada tecnología y sus materiales de alta calidad. No lo dudes y apuesta por De Dietrich en tu cocina.

95 Shares:
También te puede interesar