La campana extractora de nuestra cocina puede salvarnos de los humos, olores y el calor que se acumula cuando cocinamos, pero si no la cuidamos también puede convertirse en el instrumento más sucio de la sala. Además de preocuparnos primero por ver qué campana es la mejor para nuestra cocina y otros aspectos como la altura a la que debemos colocarla, algo de lo que no podemos olvidarnos es de su limpieza.

Las acumulaciones de grasa y suciedad son habituales en las campanas extractoras, que si no se limpian con una cierta frecuencia pueden quedar incrustadas siendo cada vez más difíciles de eliminar.

No es solo una cuestión de higiene y de sanidad, sino también de estética. Porque no hay nada que quede peor que una campana extractora visiblemente grasienta o sucia. Por eso, a continuación te damos varios consejos muy útiles para conseguir que tu campana brille y reluzca como el primer día.

Cómo limpiar el acero inoxidable

El principal material con el que están fabricadas las campanas extractoras es el acero inoxidable, así que si queremos limpiarlas bien necesitaremos productos no agresivos con este material. Por suerte es muy sencillo limpiar por fuera las campanas de acero inoxidable ya que solo necesitamos un paño húmedo y un producto de limpieza quitagrasas no abrasivo.


Antes de nada, desenchufa la campana y si acabas de utilizarla, espera a que enfríe para ponerte manos a la obra. Una vez hecho esto, solo tienes que pasar el paño humedecido con el producto por toda la superficie visible de la campana siguiendo siempre una misma dirección.
Para aclarar los restos del producto de limpieza, utiliza una bayeta de microfibra húmeda y pásala sobre toda la superficie en la misma dirección que antes. Es muy importante que sea una bayeta suave y no una esponja o un estropajo, ya que corremos el riesgo de rayar la superficie.

Cómo limpiar electrodomésticos de acero inoxidable

Una de las ventajas de los electrodomésticos elaborados con acero inoxidable es que son fáciles de limpiar y de mantener en perfecto estado. Este material es uno de los preferidos para la fabricación de utensilios de cocina como sartenes, ollas y también las campanas de extracción. El acero inoxidable es muy resistente al calor, a las manchas y a la corrosión, características que lo hacen indispensable para el día a día de una cocina.

Por eso en FALMEC tenemos una línea de campanas extractoras diseñadas en acero inoxidable, siguiendo un estilo sobrio, sencillo y elegante. Contamos con diversos modelos en diferentes formas para que puedas elegir cuál es la más adecuada para tu cocina, si la prefieres más grande, más pequeña, integrada o de tipo mural, etc.

Limpieza del acero inoxidable: Trucos

Por último, vamos a darte algunos trucos infalibles para limpiar el acero inoxidable. Estos consejos los puedes utilizar tanto para limpiar la campana extractora como cualquier otro utensilio fabricado con acero.

  • Uno de los mejores consejos es que limpies la campana poco después de cocinar. Espera a que se enfríe y límpiala entonces. De esta manera los restos de grasa y suciedad serán mucho más fáciles de eliminar que si lo haces unos días después.
  • Utiliza un paño totalmente limpio para no ensuciar más la superficie
  • Humedece el paño o trapo en agua caliente mejor que fría, salen más fácilmente las manchas
  • Compra el quitagrasas que recomienda la marca. Solo así conseguirás el resultado más óptimo para tus productos de acero inoxidable
57 Shares:
También te puede interesar
Vitro o inducción
Leer más

¿Cómo saber si tengo vitrocerámica o inducción?

Es posible que siempre te hayas referido a tu placa de cocina como vitrocerámica o “vitro” pero quizás lo que realmente tienes instalado es una placa de inducción. Tanto la vitrocerámica como la inducción parecen idénticas cuando están apagadas, pero su funcionamiento es muy distinto. Además, hay ollas, sartenes, cazuelas…