Congelar alcachofas es el truco perfecto para aquellas personas que quieren seguir disfrutando de ellas fuera de temporada.

Son muchísimas las recetas que se pueden hacer con este vegetal, además es una guarnición que nada tiene que envidiar a las patatas, las setas o los espárragos.

Sin embargo, para que cuando las saques de tu congelador al llegar el calor conserven todas sus propiedades, necesitas:

  • Un congelador Liebherr que, además de decorar tu cocina de forma elegante, conserva los productos intactos durante meses. Y siempre respetando la eficiencia energética.
  • Saber cómo congelar las alcachofas, que es sencillo pero debes seguir una serie de pasos.

Para el primer punto, solo debes consultar en la web de Liebherr, la marca experta en refrigeración.

Ponlas en varias bolsas de congelado y etiquétalas con la fecha en la que las pusiste en el congelador.

Respecto al segundo punto, has llegado al artículo ideal, ya que solo debes seguir leyendo para aprender de qué forma es mejor congelar alcachofas, cocinarlas tras ser congeladas y algunas recetas para chuparse los dedos.

¿Cómo hay que congelar las alcachofas?

  1. Lava las alcachofas
como congelar alcachofas y cocinarlas

2. Corta las puntas de las hojas y el rabillo, que son las partes más duras.

3. Corta las alcachofas en los trozos que quieras, ya sean mitades, cuartos, láminas solas, con el corazón entero…

4. Escalda agua en una olla y justo antes de que empiece a hervir pon las alcachofas durante 3 minutos.

5. Tras esos 3 minutos, pon las alcachofas inmediatamente en un bol con agua fría durante unos 15 minutos. Así se corta la cocción de inmediato. Puedes añadir cubitos de hielo para que el agua esté bien fría.

6. Seca las alcachofas del todo, si es necesario usando un paño y papel de cocina.

7. Ponlas en varias bolsas de congelado y etiquétalas con la fecha en la que las pusiste en el congelador.

Liebherr recomienda que se estén un máximo de 6 meses en el congelador para que no pierdan sus propiedades. Aunque pasados esos 6 meses, ¡volverá a ser temporada de alcachofas!

Cómo cocinar alcachofas congeladas: Dos recetas imprescindibles

Para finalizar te damos dos ideas de recetas con alcachofas congeladas muy sencillas y saludables. Dependiendo del plato que quieras preparar será necesario descongelarlas o no.

Por ejemplo, si las vas a usar en una olla con agua hirviendo o para hacer un guiso, no es necesario descongelarlas. Sin embargo, si las vas a freír en una sartén es recomendable dejarlas descongelar antes de cocinarlas.

Alcachofas congeladas con jamón

Ingredientes:

150g de alcachofas congeladas

Media cebolla

Uno o dos dientes de ajo

Trocitos de jamón serrano (hay paquetes que se venden preparados)

Perejil

Azafrán

Sal

Vino blanco Aceite de oliva virgen extra

Los pasos son los siguientes:

  1. Sofríe la cebolla y el ajo bien picaditos en aceite hasta que queden dorados.
  2. Añade las alcachofas, preferiblemente descongeladas con anterioridad, junto con una pizca de sal, el jamón serrano, el azafrán, el perejil y un chorrito de vino blanco.
  3. Remueve durante unos minutos a fuego medio hasta que se consuma el vino y sírvelo caliente.

Tortilla de alcachofas congeladas

Ingredientes:

300g de alcachofas congeladas

3 huevos

2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Sal

Pimienta negra molida

Estos son los pasos a seguir:

  1. Bate los huevos hasta que la clara y la yema estén bien mezclados.
  2. Añade las alcachofas troceadas, preferiblemente descongeladas y secas, una pizca de sal y pimienta al gusto.
  3. Pon aceite en una sartén y cuando esté caliente vierte la mezcla.
  4. Deja que el huevo cuaje a fuego medio y voltea la tortilla.

Cuando ya esté hecha por los dos lados, puedes servirla y disfrutarla.

Como puedes ver son dos recetas con alcachofas muy sencillas de hacer, especialmente si las guardas en tu congelador Liebherr para poder disfrutarlas cuando más te apetezcan. ¿Conoces otras recetas y trucos? ¡Compártelo con nosotros!

154 Shares:
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar
Ñoquis de calabaza
Leer más

Ñoquis de calabaza: Receta italiana muy fácil

¿No te parece que a los ñoquis tradicionales de patata les falta un poco de sabor? Hay que ponerle mucha salsa para que realmente te llenen la boca de sensaciones, más allá de su característica textura. Esto con los ñoquis de calabaza no pasa, ya que mantienen su gusto dulce-afrutado…
Mousse de chocolate blanco sin nata
Leer más

Mousse de chocolate blanco sin huevo [Muy esponjoso]

El mousse de chocolate blanco es un postre delicioso y muy sencillo de realizar en casa. Solo necesitarás 10 minutos para elaborarlo y 2 ingredientes, ya que en este caso te enseñaremos cómo hacerlo sin huevo. Te invitamos a innovar y cambiar el chocolate negro por el blanco para sorprender…